¿Estás motivado a rezar el Santo Rosario? Aqui se te enseña a rezarlo paso a paso

Rosario+2.jpg

¿Cómo se reza el Santo Rosario?

 El Santo Rosario  consta de  cuatro misterios: Cada misterio  contempla una etapa de la vida de Nuestro Señor Jesucristo:

Los misterios gozosos: Contemplan la infancia de Jesús. Se rezan el lunes y el sábado

Los misterios luminosos: Contemplan la vida pública de Jesús. Se rezan el jueves

Los misterios dolorosos: Contemplan la pasión, crucifixión y muerte de Jesús. Se rezan el martes y el viernes

Los misterios Gloriosos: Contemplan la resurrección gloriosa de Jesús venciendo al pecado y a la muerte y la venida del Espíritu Santo consolador al colegio Apostólico.  Se rezan el miércoles y el domingo

 

El Santo Rosario inicia haciendo la Señal de la cruz así:

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor Dios nuestro.

En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo Amén.

 Luego, se reza la oración al espíritu Santo  ,  con el fin de que, el alma se mantenga durante  todo el rosario con devoción y amor a Dios; para que no  haya cansancio, distracción o sueño mientras se reza el Rosario; es decir, mantiene el alma despierta, concentrada y pensando en Dios.

Luego, en un acto de humildad, se debe pedir a Dios perdón por los pecados cometidos con el Acto de contrición

 Acto de Contrición:

Jesús mi Señor y mi redentor

Yo me arrepiento de todos los pecados

que he cometido hasta hoy,

Me pesa de todo corazón,

Porque con ellos ofendí a un Dios tan Bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar,

Y confió que por tu infinita misericordia,

Me has de conceder el perdón de mis culpas,

Y me has de llevar a la vida eterna.

   Amén.

Si se tiene algún pecado grave y se necesita algo de paz en el corazón,  se puede hacer un acto  de contrición orando también con el Salmo 51;  pero el alma solo podrá estar en verdadera paz , cuando se acuda al sacramento de la penitencia con un sacerdote católico, pues, Dios a través de su ministerio y sus manos consagradas, se hace presente, para absolver los pecados en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

" Yo te digo que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevaleceran contra ella. Te daré las llaves del Reino de Dios; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos" ( Mateo 16, 18-19)

Credo

Creo en Dios, Padre Todopoderoso,

Creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor,  

            que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,

   nació de Santa María Virgen,

padeció bajo el poder de Poncio Pilato, 

  fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, 

          al tercer día resucitó de entre los muertos,

subió a los cielos  y está sentado a la derecha de Dios,

Padre Tododopoderoso.

 Desde allí a de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.

 Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica,

  la comunión de los Santos, el perdón de los pecados,

                             la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén

En las tres primeras cuentas del Rosario unidas a la cruz,  se reza un padrenuestro y tres avemarias por las necesidades del Papa Benedicto XVI y  por los sacerdotes del mundo.

 Misterios Gozosos

Estos misterios muestran que Dios nos tiene tanto amor, que permitió que su único hijo Jesús,  encarnara en el vientre purísimo de la Virgen María, para darnos la salvación; que tuviera una infancia como la de cualquier niño de su época, es decir, semejante en todo al ser humano, menos en el pecado; sufriendo de esta forma, todas las adversidades propias de la gente pobre de su tiempo. Aún más, tuvo tambien que sufrir el desplazamiento forzado, un flagelo muy común también en nuestra época, al huir a Ejipto por la persecución del rey Herodes.


 El primer misterio Gozoso

                   La Anunciación del Arcángel San Gabriel a Mamá María y la Encarnación del hijo de Dios por obra y gracia del Espíritu Santo

 Envió Dios, al Arcángel San Gabriel a Nazaret,  lugar donde vivía una Virgen  llamada María, y la saludó con veneración, diciéndole que tendría un hijo por obra y gracia del Espíritu Santo a quien llamaría Jesús, quién sería hijo del altísimo y cuyo reino no tendría fin; a lo que ella contesto  “He aquí la esclava del Señor, Hágase en mi según tu palabra”. Con esta respuesta, Mamá María nos enseña la obediencia y el abandono total a la voluntad de Dios, ejemplo que también todo cristiano debe imitar, cuando realmente quiere abrir su corazón al Amor Infinito del Padre Celestial.  Esta es la cita bíblica que dio origen al Ángelus    (Ver Lucas Capitulo 1, 26-38)

Luego se dice:

Padre Nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre,

Venga a nosotros tú Reino, hágase  Tu voluntad,

así en la tierra, como en el cielo.

Se responde:

Dadnos  hoy nuestro pan de cada día, Perdona nuestras ofensas,

Como también nosotros, perdonamos a los que nos ofenden.

No nos dejes caer en tentación, y líbranos de todo mal. Amén.


Se reza diez veces con las cuentas del  Santo Rosario:

Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.

Bendita tú eres entre todas las mujeres,

y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

 Se responde:

Santa María Madre de Dios.

Ruega por nosotros los pecadores,

ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen

Finalizando las diez avemarías se dice:

Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo

 Y se responde:

Como era en un principio, ahora y siempre,

Por los siglos de los siglos. Amén

También:

Oh, Jesús mío perdona nuestros pecados,

Líbranos del fuego del infierno,

Lleva a todas las almas al cielo,

especialmente , las más necesitadas de tu infinita  misericordia. Amén

 

El segundo  misterio  Gozoso

                   La visita de Mamá María a su prima Santa Isabel

 El arcángel Gabriel, en el momento de la anunciación, le dijo a Mamá María, que su prima Santa Isabel  quien era estéril, estaba embarazada, y La virgen María con el gran espíritu de servicio que la caracterizaba, fue a casa de Isabel a ayudarla durante el embarazo y parto del que sería Juan el Bautista; en el momento que la virgen María la saludo,  su prima Isabel quedó llena del Espíritu Santo, y la virgen a su vez , respondió con la hermosa alabanza de El Magníficat  ( Ver  Lucas Capitulo 1, 39-56)

Luego como en el primer misterio:

 Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final (Como en el primer misterio)

 

El tercer misterio  Gozoso

                   El nacimiento del Niño Dios en el portal de Belén,                                     en un humilde pesebre.

En aquel tiempo, la familia de Jesús , tuvo que empadronarse en la ciudad de origen, debido a un Censo ordenado por el Emperador; por tanto, San José descendiente de David, partió de viaje hacia Belén, ciudad de Judá, con su esposa  María embarazada . Mientras estaban allí, le llego a María la fecha de dar a luz y no encontrando posada en Belén, tuvieron que refugiarse en un pesebre donde se resguardaba una mula y un buey, allí, humildemente, nació Jesús. En los alrededores unos pastores que apacentaban su rebaño, fueron avisados y orientados por unos ángeles  para que fueran al lugar a adorar al Niño Dios; allí , los ángeles cantaban alegremente el “Gloria a Dios en el Cielo”. (Ver  Lucas Capitulo 2, 1-20)

El niño Dios , nació en condiciones de extrema pobreza, para enseñar al hombre a ser humilde; de igual forma, la primera manifestación del Mesías fue a los más pobres y humildes, quienes, en su sencillez, tuvieron la primicia de adorarle y de abrirle su corazón para glorificarle.

Luego como en el primer misterio: 

Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final (Como en el primer misterio)



El cuarto misterio  Gozoso

                   La presentación del niño Jesús en el templo de Jerusalén.

 Cumplidos cuarenta días del nacimiento del Niño Dios, la Sagrada familia subió al templo de Jerusalén como era costumbre, a presentar a su hijo unigénito y consagrarlo a Dios. En el templo, un anciano piadoso y justo de nombre Simeón, en quien moraba el Espíritu Santo, le profetizó a la Santísima Virgen, que ese niño, sería  Luz para iluminar a las naciones y Gloria de Israel;  a Mamá María también le profetizó, que una espada le atravesaría el corazón, haciendo alusión a la pasión y muerte de nuestro Señor Jesucristo y a todo el inmenso dolor que Ella sufriría (Ver en  Lucas Capitulo 2, 22-38)

Luego como en el primer misterio: 

Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final (Como en el primer misterio)

 

El quinto misterio  Gozoso

                   La Pérdida y el hallazgo del niño Jesús en el templo.

Cuando Jesús tenía doce años, y para celebrar la fiesta de la pascua, sus padres lo llevaron al templo de Jerusalén;  cuando estaban de regreso, Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres se dieran cuenta, ya que el uno pensaba que se había devuelto con el otro en su respectiva caravana.  Lo buscaron entre parientes y amigos y no lo encontraron;  solo al tercer día,  lo hallaron en el templo en medio de los doctores  de la ley quienes estaban admirados de su conocimiento y respuestas. Al encontrarlo, sus padres le preguntaron: "¿Porque nos has hecho esto?" A lo que Él respondió "¿Por qué me buscabais? " "¿No sabíais que yo debo ocuparme de los asuntos de mi padre?" ,  pero, Ellos no entendieron lo que el niño les decía.  De vuelta a Nazaret,  Jesús vivió todo el tiempo obediente y sumiso a sus padres.  (Ver en  Lucas Capitulo 2, 41-52)

Luego como en el primer misterio: 

Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final (Como en el primer misterio)


Misterios Luminosos

Los misterios luminosos, muestran la vida pública de  Nuestro Señor Jesucristo, su vida orante, siempre en unión y en obediencia al Padre; sus milagros; su palabra coherente  con su testimonio de vida; su manifestación gloriosa; y el regalo más grande para la humanidad: haberse quedado con nosotros en la Sagrada Eucaristía, sacrificio perpetuo, que lava constantemente nuestros pecados.


El primer misterio  Luminoso

El bautismo de Nuestro Señor Jesucristo en el rio Jordán

Jesús, ha madurado en gracia y en sabiduría con el paso del tiempo, ya tiene 30 años, y ha viajado hasta el rio Jordán, donde sabe que su primo Juan el Bautista bautiza a sus seguidores, y predica la conversión de los pecadores;  Juan al verlo, no quería bautizarlo y decía : “Soy yo el que necesita ser bautizado por ti, ¿y Tú vienes a mí?" Y Jesús respondió: “Déjame ahora, pues conviene que se cumpla así toda justicia”; una vez fue bautizado Jesús, se abrieron los cielos y se oyó la voz de Papá Dios que decía: “Éste es mi hijo amado, mi predilecto”  (Ver Mateo Capitulo3, 13-17)

 

Luego se dice:

Padre Nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre,

Venga a nosotros tú Reino, hágase  Tu voluntad,

así en la tierra, como en el cielo.

Se responde:

Dadnos  hoy nuestro pan de cada día, Perdona nuestras ofensas,

Como también nosotros, perdonamos a los que nos ofenden.

No nos dejes caer en tentación, y líbranos de todo mal. Amén.



Se reza diez veces con las cuentas del  Santo Rosario:

Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.

Bendita tú eres entre todas las mujeres,

y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

 Se responde:

Santa María Madre de Dios.

Ruega por nosotros los pecadores,

ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen

Finalizando las diez avemarías se dice:

Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo

 Y se responde:

Como era en un principio, ahora y siempre,

Por los siglos de los siglos. Amén

También:

Oh, Jesús mío perdona nuestros pecados,

Líbranos del fuego del infierno,

Lleva a todas las almas al cielo,

especialmente , las más necesitadas de tu infinita  misericordia. Amén


El  segundo misterio  Luminoso

Jesucristo en las bodas de Caná  y su primer milagro

Jesús, sus discípulos y la Santísima virgen María , fueron invitados a una boda en Caná de Galilea, pero , inesperadamente se les acabo el vino; Mamá María, siempre pensando en las necesidades de los demás, intercedió por ellos ante Jesús y les dijo a los sirvientes: “Haced lo que Él os diga” ,  ante lo cual,  llenaron seis tinajas de agua.   Jesús , aunque su hora no había llegado, convirtió las tinajas de agua en un excelente vino.  Hoy nuestra Madre  Santísima sigue intercediendo por nosotros, especialmente para salvar nuestras almas; por eso, también nos dice a nosotros:    "Haced lo que Él os diga”.

(Ver  Juan Capitulo 2, 1-1 Luego

Luego

Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final

 

El  tercer misterio  Luminoso

Jesús anuncia el reino de Dios invitando a la conversión a través del mandamiento del amor

Jesús, comenzó su vida pública, convocando a sus discípulos, humildes y pobres pescadores , a quienes permitió lo acompañaran a predicar  el Reino de  Dios mediante parábolas;  de esta forma, recorrían numerosas poblaciones, llevando el mandamiento del amor para darle plenitud a la ley de Moisés; curando enfermos del alma y del cuerpo, y en su autoridad de hijo de Dios lo más importante: perdonando los pecados.  Las multitudes lo seguían, porque tenía autoridad, que surgía de su constante comunicación orante con Papá Dios y la coherencia entre su palabra y su vida intachable. (Ver Marcos Capítulo 1, 14-22)

Luego

Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final


El  cuarto misterio  Luminoso

Jesús se transfigura en el monte Tabor, mostrando fugazmente su gloria

Nuestro Señor  Jesucristo, invito un día a Pedro, Santiago y Juan, a orar al monte Tabor;  estando en oración y de improviso, su rostro cambio de aspecto y sus vestiduras se volvieron de un blanco resplandeciente;  luego , aparecieron Moisés y Elías, con quienes hablaba sobre su muerte en Jerusalén. Los discípulos estaban un poco aturdidos, pero emocionados.  Papá Dios ,   muy complacido desde el cielo dijo : “Éste es mi hijo, el elegido, escuchadlo”  (Ver Lucas Capitulo 9, 28-36)

Luego

Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final

 

El  quinto misterio  Luminoso

Jesús  establece el sacramento de la Eucaristía

Jesús  tenía ya treinta y tres años ;  es decir , ya había pasado tres años de vida pública , predicando el Reino de Dios junto a sus discípulos.  Presintiendo nuestro Señor Jesucristo,  que pronto   iba a dar su vida por la redención del género humano; quiso reunirse por última vez con sus discípulos ,  a quienes amaba entrañablemente, para celebrar con ellos la pascua.  Preparada la cena, tomo el pan y lo convirtió en su cuerpo, tomo el vino y lo convirtió en su sangre, que sería entregada por la salvación del mundo, y les dijo que siguieran haciendo esto en memoria suya; de esta manera, estableció el sacramento de la Eucaristía.    (Ver Mateo Capitulo 26, 26-29)

Luego

Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final

 

Misterios Dolorosos

Los misterios dolorosos, muestran como Nuestro Señor Jesucristo, siendo un hombre inocente, se entregó por amor a la humanidad a una dolorosa agonía , en su pasión redentora,  y se sometió a la muerte y la más ignominiosa como era la muerte en una cruz.  Todos sus sufrimientos cargaban los pecados de toda la humanidad, con su dolor y su cruz, venció al pecado y a la muerte.  Como dice San Pablo “Por sus heridas hemos sido curados”.  Mamá María, sí que conoce el dolor;   ella contribuyó a la redención del mundo, con el inmenso dolor que le causo en su corazón de Madre la  dolorosa pasión y muerte de su amado Hijo.  Hoy Mamá María nos invita a poner a los pies del crucificado nuestros dolores terrenales , para unirlos a su dolorosa pasión y muerte, por el perdón de los pecados,  y por la salvación de muchas almas , que se pierden porque no hay quien ore por ellas.

 

El  primer misterio  Doloroso

La oración de Jesús en el huerto de los olivos 

Terminada la cena de pascua, Jesús se fue con sus discípulos, al monte de los olivos a orar, porque se acercaba la hora en que sería entregado a sus enemigos. En su oración decía:  “Padre, si quieres aleja de mi este cáliz, pero no se haga mi voluntad sino la tuya” .  Era tan intensa su agonía, que sudaba como gotas de sangre que rodaban por el suelo.  Se levanto a ver a sus discípulos , quienes dormían de la tristeza y les dijo: “¿Porque dormís? Levantaos y orad para que no caigáis en tentación".  Este misterio, nos muestra la importancia de la oración, como arma poderosa para vencer el mal y hacer la voluntad de Dios.  (Ver Lucas Capitulo 22, 39-46

Luego se dice:

Padre Nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre,

Venga a nosotros tú Reino, hágase  Tu voluntad,

así en la tierra, como en el cielo.

Se responde:

Dadnos  hoy nuestro pan de cada día, Perdona nuestras ofensas,

Como también nosotros, perdonamos a los que nos ofenden.

No nos dejes caer en tentación, y líbranos de todo mal. Amén.



Se reza diez veces con las cuentas del  Santo Rosario:

Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.

Bendita tú eres entre todas las mujeres,

y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

 Se responde:

Santa María Madre de Dios.

Ruega por nosotros los pecadores,

ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen


Finalizando las diez avemarías se dice:

Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo

 Y se responde:

Como era en un principio, ahora y siempre,

Por los siglos de los siglos. Amén

También:

Oh, Jesús mío perdona nuestros pecados,

Líbranos del fuego del infierno,

Lleva a todas las almas al cielo,

especialmente , las más necesitadas de tu infinita  misericordia. Amén

 

 El  segundo misterio  Doloroso

Los azotes que le dieron a Jesús atado a una columna 

Los Judíos y en especial sumos sacerdotes , querían crucificar a Nuestro Señor Jesucristo;  por ello , lo llevaron ante Pilatos, quien era el gobernador Romano para que lo condenara a muerte, pero Pilatos , no encontró  pruebas suficientes que lo acusaran de los supuestos delitos que había cometido; de forma que , decide mandarlo a azotar para dejarlo libre después, pero el pueblo judío no dejaba de gritar “Crucifícale, crucifícale” (Ver Marcos Capítulo 15, 6-15)

 Luego

Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final


El  tercer misterio  Doloroso

La corona de espinas puesta en la cabeza de Jesús

 

Ante la orden de Pilatos, los soldados romanos llevaron a Nuestro Señor Jesucristo  al Pretorio, donde lo desnudaron, le colocaron una capa roja, una corona de espinas en su cabeza y una caña en su mano derecha , y se burlaban de Él diciendo: “ viva el Rey de los Judíos” ,  le escupían y le pegaban. (Ver Mateo Capitulo 27, 27-31)

 Luego

Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final

 

El  cuarto misterio  Doloroso

La cruz pesada que llevó Jesús  camino al calvario

En su camino al monte del Gólgota, a Jesús le cargaron una pesada cruz, donde iba a ser crucificado, mucha gente  lo seguía en su camino, algunas mujeres lamentándose y llorando,  otros burlándose y blasfemando.  Entre las mujeres que iban con Él estaba Mamá María.  Los soldados al ver que Jesús con todas sus heridas y cansancio no podía cargar la cruz, le ordenaron a un hombre a quien llamaban Simón el Cirineo para que se la ayudara a cargar. (Ver Lucas Capítulo 23, 26-31).

 Luego

Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final


El  quinto misterio  Doloroso

La crucifixión y muerte de nuestro Señor Jesucristo

Cuando Jesús llegó al monte Calvario, allí los soldados romanos lo crucificaron, y junto a Él , también a dos ladrones, uno a cada lado;  los soldados ,  se repartieron las vestiduras y echaron a suerte la túnica de Jesús.  Al ver Jesús al discípulo amado y a su lado a Mamá María le dijo a ella: “Mujer ahí tienes a tu hijo”  y al discípulo “Ahí tienes a tu Madre”.   Habiendo cumplido totalmente con la voluntad de Dios, y viendo que todo estaba consumado, dijo Jesús: “Padre en tus manos encomiendo mi  Espíritu” , inclinó la cabeza y expiró . (Ver Juan Capitulo 19, 17-30).

 Luego

Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final

 

Misterios Gloriosos

Los misterios gloriosos enseñan la gloria y felicidad que les espera a los que obedecen y cumplen la voluntad de Dios en sus mandatos de Amor, tal como lo hicieron Nuestro Señor Jesucristo y la Santísima Virgen María.  Debemos seguir este ejemplo,  pidiéndole a Mamá María su ayuda e intercesión y al Espíritu Santo que nos ilumine e inunde con su Amor, y poder adquirir los méritos necesarios para alcanzar el lugar de gloria que desde toda la eternidad Papá Dios tiene preparado para cada uno de nosotros.

 

El  primer misterio  Glorioso

La Gloriosa Resurrección de Jesús

El día domingo, muy de mañana algunas mujeres, entre ellas María Magdalena fueron al sepulcro a perfumar y embalsamar el cuerpo de Jesús, pero al llegar vieron que la gran piedra había sido removida y un ángel les dijo que Jesús no estaba allí, que había resucitado y les mandó que contaran esto a los apóstoles.  Jesús resucitado se apareció primero a María Magdalena y  los apóstoles no le creyeron, luego se apareció a unos discípulos camino de Emaús y tampoco creyeron, después se apareció a los once y los reprendió por su incredulidad ante las palabras de los que lo habían visto resucitado. (Ver Marcos Capítulo 16, 1-18)

Luego se dice:

Padre Nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre,

Venga a nosotros tú Reino, hágase  Tu voluntad,

así en la tierra, como en el cielo.

Se responde:

Dadnos  hoy nuestro pan de cada día, Perdona nuestras ofensas,

Como también nosotros, perdonamos a los que nos ofenden.

No nos dejes caer en tentación, y líbranos de todo mal. Amén.



Se reza diez veces con las cuentas del  Santo Rosario:

Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.

Bendita tú eres entre todas las mujeres,

y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

 Se responde:

Santa María Madre de Dios.

Ruega por nosotros los pecadores,

ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen



Finalizando las diez avemarías se dice:

Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo

 Y se responde:

Como era en un principio, ahora y siempre,

Por los siglos de los siglos. Amén

También:

Oh, Jesús mío perdona nuestros pecados,

Líbranos del fuego del infierno,

Lleva a todas las almas al cielo,

especialmente , las más necesitadas de tu infinita  misericordia. Amén


El  segundo misterio  Glorioso

La Ascensión de nuestro Señor Jesucristo al cielo

Durante los cuarenta días después de su resurrección Jesús se apareció a los apóstoles dándoles claras evidencias de que estaba vivo,  les hablaba sobre el Reino de Dios y les prometió el Espíritu Santo, quien les daría la fortaleza y sabiduría suficiente para ser sus testigos hasta los confines de la tierra, luego, lo vieron subir al cielo hasta que una nube lo oculto a su vista; unos ángeles vieron a los discípulos mirando fijamente el cielo y les dijeron: “Galileos ¿Qué hacéis ahí mirando al cielo?, Este Jesús que acabáis de ver subir al cielo, volverá tal como lo habéis visto irse” (Ver  Hechos Capítulo 1, 3-11)

 Luego

Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final


El  tercer misterio  Glorioso

La Venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles

Tiempo después de la Ascensión de Jesús, Mamá María estaba reunida con los apóstoles y discípulos orando, de pronto, sintieron un ruido como de un viento impetuoso y  aparecieron como lenguas de fuego que se posaron sobre cada uno de ellos, quedando todos llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en lenguas extrañas según el Espíritu les otorgaba expresarse; corriéndose la voz sobre este suceso, se junto una muchedumbre de varias regiones que hablaban diferentes lenguas y los apóstoles los evangelizaban sobre las grandezas del reino de Dios, cada uno en una lengua diferente, y todos quedaban maravillados.  (Ver  Hechos Capítulo 2, 1-13)

 Luego

Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final


El  cuarto misterio  Glorioso

La Asunción de Mamá María al cielo

Cuenta la tradición de la Iglesia Católica, que Mamá María, después de realizar la misión que su hijo nuestro Señor Jesucristo le había encomendado en la tierra, de acompañar a los primeros cristianos de la Iglesia naciente, dándoles fortaleza, y manteniéndose en la verdadera Fe, cayó en un dulce y placido sueño , durante el cual los angelitos que envío su hijo ,  la llevaron en cuerpo y en alma al cielo, desde donde sigue en la misión de acompañar a la iglesia peregrina por la tierra, y llevarla a la mansión eterna , que su amado hijo tiene preparada, para los que lo aman y  cumplen sus mandatos  establecidos en los evangelios. (Ver Ct. 6,10).

 Luego

Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final

 

El  quinto misterio  Glorioso

La Coronación de Mamá María en el cielo como reina universal de todo lo creado

Papá Dios, en su infinita misericordia, eligió a la virgen María como la Madre de  Nuestro Señor Jesucristo , y permitió que Mamá María naciera libre de todo pecado , embelleciéndola con todas las virtudes y gracias, por eso, fue elevada sobre todas las criaturas como Reina Universal de Todo lo Creado.  San Juan, la vio en su visión del Apocalipsis, como la mujer vestida de sol, con la luna bajo sus pies y en su cabeza una corona de doce estrellas. Jesús en la cruz, permitió a través del apóstol Juan, que fuera también nuestra madre; por  tanto, debemos amarla y venerarla, porque ella también nos ama como sus hijitos,  y Papá Dios se complace en derramar muchas bendiciones y gracias a través de su maternal intercesión.  (Ver Ap 12,1).

Luego

Padre Nuestro, diez avemarías, gloria y oración final

 

Por último de reza:

Salve Regina

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,

vida dulzura y esperanza nuestra: Dios te salve.

A tí llamamos los desterrados hijos de Eva;

A tí suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.

 

Ea, pues, Señora abogada nuestra,

vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y,

después de este destierro, muéstranos a Jesús,

fruto bendito de tu vientre.

 

¡Oh, clemente! ¡Oh piadosa! ¡Oh dulce Virgen María!

V.  Ruega por nosotros Santa Madre de Dios,

R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Amén


Si deseas proteger las bendiciones que recibes con el rezo diario del Santo Rosario puedes rezar la coronilla de San Miguel Arcángel

 

Otras formas de Rezar con el Santo Rosario:

En esta epoca de tribulación, además de pedir por la conversión de los pecadores, se debe también reparar  por los pecados que se cometen en el mundo entero contra las tres personas de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo; y contra nuestra Madre María Santísima; esto se puede hacer mediante el rezo de la Coronilla de la Divina Misericordia

 

   Referencias bibliográficas

Imágen tomada el 5  dejunio 2011 de http://gifsyfondospazenlatormenta.blogspot.com/search/label/SANTO%20ROSARIO y luego de  http://1.bp.blogspot.com/-NzX90J2VOaE/Tc2ACl4h8CI/AAAAAAAAGoA/-VF_U5BTIZc/s1600/Rosario+2.jpg

Rositas para Mamá María. Editado por Ermitañas Eucarísticas del Padre Celestial. Santander. Colombia. edicionesopuspatris@yahoo.es

La Sagrada Biblia. Una historia de Amor. Salmo Pág. 669-670. Cita Pág 1266. Editorial San pablo. Bogotá. Colombia.      www.sanpablo.com.co 

Credo. Tomado el 5 de junio 2011 de http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p1s1c3a2_sp.html

Salve Regina. Tomado el 5 de junio 2011 de http://es.catholic.net/mariologiatodoacercademaria/597/2689/articulo.php?id=13729

 

 

|

Comentarios

ME ENCANTO ENTRAR A ESTA PAGINA, DONDE ESTA EL ROSARIO CASI COMPLETO. FALTA LAS LETANIAS. POR FAVOR COMPLETARLAS.

Responder

-----------------

 

I like it very much, thank you 

cheap customized jerseys  custom nfl jerseys

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar